You are not your own – Spanish

Hi bellezas,

“¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios” 1 De Corintios 6:19-20

Creo que digo esto muy seguido, pero en realidad creo que este es un post importante y espero que cuando lo lean, sientan la importancia también. Hace poco en mi blog compartí un post sobre un miembro de mi familia que necesitaba un trasplante de hígado y como ella necesitaba nuestra ayuda para que eso pudiera suceder. 

Esto me hizo pensar, ¿Por qué no más gente puede compartirse en donador? Muchas personas tienen ideas muy pobres o erróneas sobre qué realmente significa ser un donador, así que en el post de ahora desmentir los mitos sobre este tema, y les recordaré que estamos en este mundo para servir  a otros y hacerlo un lugar mejor. 

Estos son algunos mitos que tenemos:

Mito: Si tengo algún accidente, los doctores, enfermeras o técnicos de salud no harán todo lo posible para salvar mi vida. 

Verdad: Para ser considerado un donador de órganos, la persona debe estar en el hospital conectada a un ventilador y con muerte cerebral. La donación de órganos no es mencionada por otros miembros de la familia al menos que los esfuerzos para salvar la vida hayan fallado. 

Mito: A tu familia le cobrarán si donas tus órganos 

Verdad: Como un donador de órganos, jamás te cobrarán esta donación. Lo único que cobrarán serán los esfuerzos que se hicieron por salvar tu vida. Los gastos de la donación serán cargados a la cuenta de la familia que lo recibe. 

Mito: Estoy muy vieja para ser un donador

Verdad: No hay un límite de edad para convertirte en un donador de órganos y todos los órganos son evaluados minuciosamente. 

Mito: Mi condición médica no me permitirá convertirme en un donador

Verdad: No hay enfermedades que te descalifiquen de donar órganos. Los doctores hacen una evaluación profunda de los órganos de esta persona para asegurarse que están saludables para un trasplante. 

¿Qué piensas ahora que se desmintieron estos mitos? ¿Lo considerarías? ¡Déjame saber en los comentarios abajo!

No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos” – Filipenses 2:3

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top